FERRARI F12tdf

El prestigio tiene su historia.

El Tour de Francia automovilístico, en su momento el gran evento de resistencia automovilista, empezó a celebrarse en el año 1899 pasando por diferentes momentos en los que dejó de celebrarse y otros en los que llegó a ser parte del Campeonato Mundial de Resistencia y del Campeonato Europeo de Rally. Actualmente es una carrera dirigida a clásicos llamada Tour Auto y organizada por Peter Auto.

Es en esta carrera donde nació el mito que presentamos, el Ferrari 250 GT y que ha vuelto a renacer cual Ave Fénix con la versión del Ferrari F12tdf. El Ferrari 250 GT LWB Berlinetta es posiblemente uno de los automóviles de competición más importantes de la ilustre historia de Ferrari, y el Ferrari 250 GT “Tour de France”, una serie especial producida entre 1956 y 1959.

El apellido “Tour de France” era un reconocimiento al automóvil ganador del evento y el organizador permitía que el modelo luciera su ilustre apellido, como consiguió Ferrari a partir de su victoria en 1956, y las posteriores en los años 1957, 1958 y 1959.

Estaba basado en un diseño espectacular del maestro Pinin Farina y construido a mano en aluminio por Scaglietti, siendo un automóvil tan hermoso de ver como excitante de conducir. Como escribió Jess G. Pourret en su famoso libro “Ferrari 250 GT Competition Cars” acerca del 250 GT:

“Un nuevo diseño apareció en la primavera de 1957 – un gran diseño de Pinin Farina con equilibrio, agresividad y aerodinámica – con esto, el estilo Berlinetta alcanzó su máxima pureza. Este coche tenía una forma sensual propia sin ser llamativo o dependiendo de trucos chirriantes. “

Y es ahora cuando Ferrari desvela el F12tdf en homenaje al Tour de France, la legendaria carrera de resistencia que Ferrari dominó en los años 1950 y 1960 con el 250 GT Berlinetta de 1956 campeón en cuatro ediciones consecutivas. El F12tdf simboliza la máxima expresión del concepto de un coche extremo de carretera polivalente tanto en carretera como en circuito. Solo habrá 799 afortunados poseedores de esta maravilla.

Bajo el capó esconde un motor V12 de 6.262 cc que desarrolla 780 CV de potencia a 8.500 rpm, y permite completar el 0 a 100 km/h en 2,9 segundos y el 0 a 200 km/h en 7,9 s. Unas prestaciones de ensueño que redondea su velocidad punta, por encima de los 340 km/h.

Como fue en su nacimiento, el nuevo F12tdf une la investigación más avanzada con la funcionalidad, tal y como siempre ha sido la base de Ferrari y otras marcas italianas, como Alfa Romeo, básica para comprender los orígenes de Ferrari y de su creador Enzo Ferrari. En el desarrollo del mismo han colaborado algunos clientes VIP que pilotan prototipos y colaboran en el desarrollo de futuros coches de serie. Este programa se llama XX y empezó su andadura en 2006, una gran idea que resulta beneficiosa tanto para los grandes clientes de la marca como para la propia Ferrari.

Con motivo de este programa y de la propia investigación de Ferrari, el F12tdf permite a conductores no profesionales disfrutar al máximo de sus prestaciones. Para ello, y entre otros avances, Ferrari ha desarrollado su nuevo sistema Virtual Short Wheelbase (Reducción Virtual de la distancia entre ejes), que debuta en el F12tdf. El eje de dirección trasero ajusta automáticamente las ruedas traseras trabajando un ángulo de giro óptimo como función del ángulo de giro de la dirección, velocidad de dirección y velocidad del vehículo.