Hoteles Faro

Están de moda pero son fáciles de olvidar. Los faros y los fareros tienen un punto mágico que nos anima a parar, reflexionar y soñar con ese libro que siempre hemos querido escribir… Las opciones de alojarnos y disfrutar de la experiencia son cada vez mayores…

Corsewall Lighthouse

 

LA VENGANZA DEL ÉXITO

Es la antisoledad del farero. Un hotel es un buen final para un faro, después de tantos años de servicio y, por aquello de las nuevas tecnologías, sería una pena abandonarlos. El Corsewall Lighthouse Hotel es una rara excepción, ya que sigue cumpliendo su misión de guiar a los barcos por la costa occidental de Escocia. El edificio es de 1815 y el romanticismo del lugar es incuestionable, aunque la decoración sea un poco prosaica. Consta de 9 habitaciones, tres de ellas suites. La llamada Lighthouse está en un edifico aparte y tiene un pequeño salón invernadero con vistas al mar. El restaurante tiene gran fama, la cocina es “escocesa moderna”, que en el fondo es la misma de siempre en menores cantidades. El chuletón de ternera es de la tierra y se sirve con una salsa de oporto y cebolla caramelizada que combinan a la perfección.

Hotel Semaforo Bares

LUCES DE GALICIA

No es menos dramático el paisaje en  el faro de Estaca de Bares, que presume de estar   situado en el punto exacto donde se juntan el Cantábrico y el Atlántico, el faro de la Estaca de Bares es, en sí mismo, un lugar de peregrinación. Es el primer faro de la costa coruñesa, situado a la entrada de la Ría del Barqueiro

Los amantes de los puntos geográficos extremos lo saben bien, y aprovechan también para visitar el antiguo Semáforo de Bares, antigua construcción militar situada a poca distancia del faro, que servía de punto de observación y centro metereológico y desde la que se comunicaban con los barcos mediante señales con banderas. Estuvo en uso hasta finales de los sesenta y en la actualidad alberga el Hotel Semáforo de Bares.

 

Hotel Far San Sebastià

MIRANDO A UN FARO GOURMET

Un uso parecido tiene el  Hotel Far de San Sebastiá. Cuentan que el cabo de Sant Sebastià era uno de los lugares favoritos del escritor ampurdanés Josep Pla. El faro que se levanta en esta zona oriental de Palafrugell, sobre el monte de Sant Sebastíà de la Guarda, se encuentra a un paso de Llafranc y ofrece una de las mejores vistas sobre la Costa Brava. 

Fue construido en 1857 y posee una altura de 165 metros desde el nivel del mar y  se le considera el faro de más importante del Golfo de León, aparte de uno de los de mayor alcance del Mediterráneo. Una de las curiosidades de este faro es su situación recostado en la montaña, lo que permite que el hotel y restaurante El Faro disfruten de las vistas sobre su linterna.

 

¿FAROS EN NORUEGA?

Faro Landego

Por toda la costa noruega hay faros convertidos en alojamiento. Al norte del Círculo Polar proponemos el Faro Landego, a las afueras de Bodø, en la isla de Landego, en la región de Nordland. Un lugar perfecto para descansar,  y cansarse cada día con actividades  de todo tipo. Desde ver aves a las mejores rutas en bicicleta.

Faro Moholmen

Otro faro en la zona es el Faro Moholmen, en las Islas Lofoten, entre Kabelvåg y Henningsvær. Tiene una sola habitación de 10 camas. No tiene luz ni agua. El faro solo está abierto en días de buen tiempo. La cocina está equipada y tiene barbacoa en el exterior.