De Pinchos y vinos en Valladolid

Comer, andar, comer y disfrutar… Aquí es posible. Todo el mundo sabe en Valladollid que el Concurso Nacional de Pinchos es la mejor excusa para salir a la calle, apoyar el codo en la barra de un bar… y pedir y comer, que sólo se vive una vez. Sin embargo, la verdadera dimensión de los pinchos de esta ciudad se demuestra en un día normal. Ese es el momento para trabajar plazas, calles y callejones y descubrir nuevos elementos. Gloriosa ciudad que ha descubierto en el pincho su gran reclamo…. Con el AVE todo es mas fácil! …

Restaurante Casa Jero. Cl. de Correos, 11. Tlf: 983 353 508.

Dicen algunos que es el verdadero “laboratorio” del Ayuntamiento. Con las tapas la vida se ve mucho mejor. Sus pinchos son un referente en la provincia. Por supuesto, que el más pedido sigue siendo el Angelillo, homenaje a uno de sus trabajadores. Pero ojo que tenemos la Cabra 2, que integra el queso de cabra con la Cecina y el Naufrago, que nos dice como hay que tratar los escabeches en esta tierra de secano. ¿Más? Pues siempre podremos tomarnos un Messi, un platillo Galáctico, o un bocado de Zapatero. También disponen de raciones, guisos y platos variados. Precio medio 15 – 25 €

Microbodega Urbana. Cl. Francisco Zarandona, 10. Tlf: 600 849 456

Enólogo, químico y muy aficionado al vino, Roberto sabe hacer las cosas y este pequeño local lo demuestra. A un paso del Museo de Arte Contemporáneo y el Parque del Poniente se encuentra este espacio que fue inaugurado en enero del 2014 para deleite de los vallisoletanos.

La idea de Roberto del Campo es convertirlo en un lugar agradable donde probar copas de vino. En su carta encontramos referencias a las mejores marcas del mercado con vinos de importación, D.O. de España y por supuesto de toda Castilla y León. Precio medio 25€

Restaurante La Criolla. Cl. de Calixto Fernández de la Torre, 2. Tlf: 983 330 370.

La variedad es la gran apuesta. Verduras a la plancha, tabla de ibéricos, chipirones, lechazo confitado, arroz con bogavante… una cocina basada en los productos de temporada con algún que otro toque de modernidad. Croquetas caseras con el sabor y el tamaño de las que hacían nuestras abuelas por las que está justificado saltarse la dieta.

Podríamos decir que es la evolución de la cocina de siempre… Además es uno de los lugares donde mejor se trata a los vinos. Variedad en denominaciones y marcas. Hay vida más allá de Riberas y Riojas. Precio medio 40€

Bar – Restaurante Los Zagales. Cl. de la Pasión, 13. Tlf: 983 351 525.

Su aspecto tradicional engaña. La luz está en la cocina. Situado junto a la Plaza Mayor, es un sancta sanctorum para los amantes de los pinchos. La creatividad y la imaginación hacen de las suyas en este coqueto restaurante. Nada más entrar nos recibe como si estuviéramos en un templo del pincho, los galardones de premios por la participación de concursos de tapas y pinchos por toda España. No perderos el Tigretostón, ganador del VI Concurso de Tapas y Pinchos en 2.010. Precio medio tapa 2 – 4€.

Corinto GastroLounge. Cl. María de Molina, 16. Tlf: 983 345 937.

No es una herejía. Es otra manera de entender el salir con los amigos. Un espacio moderno, atrevido y agradable pensado para disfrutar de la mejor compañía. Uno de los lugares más ‘chic’ de la ciudad, donde se dan cita gente que sabe apreciar una buena copa de vino acompañada por una buena tapa o un magnífico cocktail de media noche en función de la hora que queramos visitarlo.

Un Tartar de Tomate o un Carpaccio de solomillo, pueden ser el aperitivo de unos mejillones o un Rissoto que supera cualquier expectativa. Precio medio 20 €

Villa Paramesa. Cl. de Calixto Fernández de la Torre, 5. Tlf: 619 137 758.

Parada en seco que vamos a disfrutar de un auténtico santuario. Cazuelas, tostadas o kayaks sirven para guardar toda clase de manjares. Aquí se viene a disfrutar de los sabores y genialidades que elaboran en sus fogones. Es sin dudarlo el lugar donde uno tiene que ir para disfrutar sabores insospechados, gustos singulares… Entre la gran cantidad de pichos que nos ofrecen recomendamos: Carrillera de cerdo ibérico al regaliz con pera, brocheta crocant de foie y mango, boletus con huevo y jugo de trufa o la mini hamburguesa de secreto ibérico con manzana, cebolla y mostaza. Su carta es una fiesta. Precio medio tapas 2,5 – 4€

Restaurante El Adobo. Cl. Alarcón, 5. Tlf: 983 374 036.

Un bar de toda la vida pero con la calidad como bandera. En el centro de la ciudad, es el lugar perfecto para degustar comida tradicional castellana. Ángel Mora es el responsable de este pequeño local donde se podrán degustar estupendas raciones de torreznos, oreja, platos combinados y un menú del día más que aceptable. Aquí se come con criterio. Primero la calidad y luego la tontería. Un chollo que merece la pena conocer. Precio medio 10 – 15€.