Jóvenes en los fogones 1

La experiencia no se refleja en el rostro. Su calidad se demuestra en cada local. Por eso ha llegado el momento de apostar por los nuevos cocineros que dan de comer a aprecio razonable.

BACIRA. Castillo, 16. Madrid. Tlf: 915 534 489.

Es la unión del bagaje y el conocimiento de tres cocineros y amigos –Gabriel (78), Vicente (80) y Carlos (84)- con un fin: dar de comer bien y que la experiencia sea inolvidable. Una experiencia gastronómica a punto de cumplir 5 años en la que Asia se acerca al Mediterráneo, pasando por América, a través de una carta pensada para satisfacer los paladares más curiosos con platos deliciosos a precios comedidos. De hecho, su excelente relación calidad-precio ha sido reconocida con un Bib Gourmad en la edición 2017 y 18 de la Guía Michelin. La clave de su éxito está en la calidad y frescura de las materias primas, es decir, una carta “viva” que se adapta a la temporalidad de los productos.Todo ello, en un marco donde la coqueta decoración, con aires retro, hace de BACIRA. un local con encanto de esos a los que siempre apetece volver y repetir o probar cosas nuevas… Abre los 7 días de la semana.

En cuanto a los chicos, se conocieron en Nikkeei 225, y previamente habían pasado por:

Gabi: Wasabi y Japo Express (Mallorca) ; Vicente: Abama, Aponiente, Doña Filo, el Celler ; Carlos: La Maruca, Martinete…

Bowl Bar. Quintana, 28. Madrid. Tlf: 915 023 625.

Más que un restaurante, Bowl Bar es un concepto, es una nueva forma de comer y hasta de vivir. Toda una revelación y una ‘rebowlución’ que ha sido ideada por tres jóvenes -todos rondan la treintena-, aunque expertos hosteleros: Luis Muñoz de Luna, maître que ha pasado por restaurantes como el estrellado Vertical, Aspen o el Grupo Cuatro Elementos; Mario Scheffer, que fue jefe de cocina en Aire y también ha pasado por Coque, La Canica o Aspen y ahora es el chef ejecutivo de este nuevo local; y a la cabeza, el conocido cocinero y asesor gastronómico Gon Hierro, que también estuvo en los fogones de Aire, Mirador Doñana, El Espejo gastrobar o KBK Aravaca entre otros. Tres cabezas pensantes con muy buena escuela que han creado una sorprendente propuesta para cualquier momento y para todos los gustos y edades basada en la Balanced Food, en este caso con sabores tradicionales y toques internacionales. Su ‘niño bonito’, alta cocina con productos naturales y de temporada asequible para todo tipo de bolsillos -su precio medio es de 25 €-, sin pretensiones. Ese es el secreto de Bowl Bar y de estos chicos, que buscan que la gente coma bien, rico y salga con una sonrisa.

Casamontes. Paseo Tierra de Melide, 27. Madrid. Tlf: 910 571 843.

Acaba de llegar a Las Tablas con cocina mediterránea – de toda la vida – a la que sus propietarios le han dado un toque personal y desenfadado. El cocinero Dani Montes (33 años) ha ideado una carta para todo tipo de paladares, pero sobre todo para los que les guste comer rico, equilibrado y les guste ‘esa vuelta de tuerca’ divertida, sin olvidarse de los celíacos o los veganos. Además acaba de inventarse una oferta nueva para barra y terraza de cara al verano y no deja de inventar con los ‘fuera de carta’ cada día. La historia de Dani es bastante atípica, estudió Educación infantil –y aún lo compagina con el restaurante-; y tras presentarse a Masterchef y que le cogieran, aunque nunca llegó a concursar por cuidar de sus peques, aunque el gusanillo de los fogones ya estaba en él. Después de estudiar en escuelas de cocina, pasó por La Tasquita de Enfrente y ahora lleva Casamontes con maestría y mucho buen humor.