Gaston Mercier, el valor de la experiencia

Elegantes, cómodas y ergonómicas. Dicen los expertos que permiten al jinete aprovechar la distribución del peso para optimizar cada movimiento. Pero por encima de todo, son el resultado de una pasión: Gaston vive y sueña con  transformar las posibilidades del mundo ecuestre.

En la tienda llaman siempre la atención. Sus colores, la calidad de la piel y su formas hablan de un producto muy especial. Estas famosas sillas francesas deben su nombre a su creador. Gaston Mercier nació en Millau, donde ya estaba arraigada la tradición curtidora desde años atrás y donde él aprendió a valorar el cuero. Ahora la ciudad se ha convertido en un referente de la nueva ingeniería francesa con su nuevo viaducto, pero sus tradiciones se guardan muy vivas. Es tierra de queso y caballos. Tras pasar años dedicado a la actividad comercial, Gaston Mercier decidió ocupar su tiempo en lo que realmente le apasionaba, el mundo del caballo. Monta un centro ecuestre y durante cinco años se dedicó a enseñar a grandes y pequeños las artes de la monta.

En los años 70, Gaston se convierte en uno de los mejores jinetes de competición y, a día de hoy, sigue siendo el único jinete que ha ganado dos veces el campeonato europeo con el mismo caballo, el célebre Mao IV,  que todavía corretea con casi 33 años por los prados del Domain du Vinaigre.

En este período de competición, fue un revolucionario y Gaston aprovechó para pulir detalles e ideas con las que mejorar las sillas de carrera. Pone en práctica sus ideas sobre la disciplina tanto en  el equipamiento, como en la preparación física y mental del caballo.

Su razonamiento era muy sencillo. A partir de la práctica y de una idea antigua, la relación peso-superficie, pone al día el diseño de las sillas de montar y lo mejora. Su secreto está en recular el peso del jinete para descargar el peso de las patas delanteras. De este modo consigue obtener una posición más confortable y un equilibrio más seguro para la pareja de caballo y jinete.

Tras confeccionar distintos modelos en distintas casas de sillería decide probar suerte y embarcarse en su propio proyecto. Ayudado de su hijo Manuel fundó el primer taller de Gaston Mercier Developpement en Sévérac le Château. Un pequeño taller y un equipo que disfruta con las cosas bien acabadas.

Tan sólo dos años después de su inauguración sus sillas ya habían alcanzado cierto renombre y categoría. El impulso viene dado por el éxito de su primera silla de competición que disputó el campeonato del mundo. A continuación presentarían en sociedad hasta 12 modelos específicos de sillas de exterior que no tardarían en ganarse al público. Todos los modelos se caracterizan por un diseño innovador, que coloca la posición de la silla sobre la decimotercera dorsal. Además utilizan unos materiales ligeros como el poliéster o el carbono que hacen que el caballo y jinete vuelen acoplados por el aire.

En total,  estas sillas sólo pesan entre 3,5 y 4,5 Kg. La calidad de estas sillas en exterior está garantizada gracias a sus propiedades hidrófugas y a los distintos tamaños que permiten una fijación perfecta. Todos estos detalles convierten a estas sillas en una herramienta útil y necesaria para aquellos aficionados al mundo del caballo que buscan  la funcionalidad, sin olvidarse de la estética. Además con estas sillas verán cubiertas todas sus exigencias prácticas y estéticas. Los colores atrevidos, que antes parecían algo  prohibido, ahora cada vez son más solicitados por los clientes.

Esta firma lleva veinte años diseñando monturas deportivas y pensando tanto en el jinete como en el caballo. Estas sillas están calculadas para que el peso del jinete no produzca la fatiga del caballo y para ello, tienen en cuenta muchos factores. Por un lado, las presiones ejercidas en movimiento son muy diferentes por lo que además de tener en cuenta la distribución del peso por centímetro cuadrado, Gaston Mercier se ocupa de calcular las variaciones que existen por el tipo de terreno, por la velocidad o la intensidad del sol. Son detalles, pero todo cuenta al final en el mundo de la competición.

Las opciones son muy distintas en función de nuestras necesidades. Los más atrevidos piensan en el modelo Dune, elaborada en función de muchos jinetes de Emiratos. Posiblemente el modelo más requerido es el Doline, aunque también los más clásicos optan por la Séverec. Para el ocio, también encontraremos grandes opciones como la Tibétane o la Cardabelle, que ahora han encontrado una buena  rival en la Aubrac, muy bien pensada para las necesidades del turismo ecuestre.

Domain du Mas de Vinaigre. Un sueño razonable.

Gaston Mercier afina los preparativos para un centro de entrenamiento Domain du mas de Vinaigre, situado sobre la llanura de Lévezou a 1.000 metros de la autopista A75, a sólo 10 minutos del famoso y novísimo viaducto de Millau. Desde la próxima primavera, caballos y jinetes tendrán un lugar donde “afinar” caballos y sillas.

Se trata de un paraje perfecto para galopar entre sus 30 hectáreas de naturaleza y acondicionado para probar todos sus artículos. Sus 200 kms. de pistas preparadas para entrenar serán un referente de una nueva forma de entender el mundo del Raid. Este centro cuenta con una sala de exposiciones donde poder ver las últimas novedades y los artículos clásicos de la marca, y lo más interesante, unas dependencias, donde poder probarlos.

Las instalaciones están acondicionadas para el disfrute tanto del jinete como del caballo. En ellas, puedes probar los artículos, tanto con un caballo propio como con alguno de los ejemplares que disponen allí, completamente gratis. En definitiva, se ofrecen una oportunidad única para comprobar de primera mano el “porqué” de su fama.

La Sociedad Gaston Mercier nació en 1988, emplea a 10 personas y mueve unas cifras de negocio de 900.000 euros. Estos son unos números que confirman el éxito de una producción que actualmente saca 600 sillas al año más un sin fin de accesorios. Cifras que no son de extrañar si tiene en cuenta su calidad y la garantía de tratarse de unas sillas que han sido campeonas del mundo en Endourance Équestre en 2000, 2002, 2003 y 2006.

 

Gaston Mercier Developpement. Mas de Vinaigre. 12780 Saint Leons. Tlf +33 (0) 5 65476098