Citroën Jumper Biker Solution

Soluciones de ocio hay muchas, y dentro del pujante mercado de las furgonetas adaptadas, todavía más. Citroën se ha distinguido de sus competidores aportando una solución adicional para todos aquellos que, dentro del propio vehículo, quieran transportar con total seguridad hasta dos motocicletas de respetable tamaño y gran potencia.

 

La Citroën Jumper Biker Solution permite guardar dos motos en su interior o un quad con todo lo que implica a nivel de seguridad. Ya no tendremos que dejarlas fuera de la autocaravana, en su dispositivo de transporte pero a la vista de todos.

Es mucho más que una furgo con rampa. El modelo más camper de la firma francesa hace honor a su nombre, "Solution", permitiendo introducir esos dos vehículos sin perjudicar el espacio interior el modelo. No es moco de pavo, dada la orientación "camper" del vehículo y la búsqueda de libertad que ello implica.

Sobre la base del modelo superior de 6 metros, con el eficaz motor BlueHDI de 160 caballos, suficiente para mover la gran masa de la furgoneta por cualquier tipo de carretera, la Jumper incorpora las últimas medidas de seguridad y ayuda a la conducción que la emparentan frente a frente con cualquier turismo habitual, incluso aquellos de gran lujo.

Por supuesto que se ha pensado en deportista y en el conductor. La posición de conducción y los materiales son aquellos a los que nos tiene ya acostumbrados la firma francesa. Recomendamos, eso sí, el modelo de techo elevable, una opción de compra inteligente ya que nos estamos lanzando a la piscina, ya que aumenta la polivalencia de una inversión de cierta importancia.

Gracias al preparador Flexebu, al vehículo se añade un dispositivo de carriles bien sujetos al chasis que permiten cargar y fijar bien las motocicletas, ya sean estas modestas scooters o motos de respetable potencia. Por supuesto, el transporte es totalmente seguro y todo está estudiado al milímetro. Un sistema de rieles y un cabestrante eléctrico permiten no forzar la espalda y bajar y subir los vehículos sin dañar ninguna carrocería, ni la de la Jumper ni la de las motos. Dentro, una vez en marcha, un sistema de soportes específicamente diseñado para el modelo permite sujetar las motos.

Lo que aporta la Jumper es, además, un vehículo de enorme espacio, tanto que permite no solo a parejas o solitarios, sino a una familia bien nutrida disfrutar de sus muchas bondades. En el interior, que – repetimos – no sufre en exceso por la presencia de las motos y desde luego no pierde ni un ápice de su esencia, encontramos la clásica cama plegable de matrimonio abajo que, en caso de llevar las dos motos, se traslada al techo elevado.

Detrás de este proyecto están las calidades y las ingeniosas ideas de Flexebu, un carrocero alemán que está muy vinculado a las actividades outdoor.

Citroën y Flexebu han pensado en todo para que la característica adicional no perjudique en exceso las virtudes camper del modelo, y gracias a la polivalencia de la Jumper bien preparada (y unos pequeños pero inteligentes toques) todo permanece intacto. Por ejemplo, los alemanes han añadido un sistema de montaje y desmontaje rápido de los armarios que permite modificar la disposición del espacio, aumentando el almacenaje a bordo si necesitamos un vehículo práctico para la familia, o bien eliminar los armarios y aprovechar mejor el espacio de la Jumper.

El resto de las características de un vehículo camper de gran tamaño están ahí para nosotros. Toldo exterior extensible, una cocina completa con fregadero y vitrocerámica, una mesa para comer o echar una partida de cartas y muchos huecos de almacenaje para todo tipo de enseres. No está mal para los 45.600 euros que cuesta, teniendo en cuenta lo que ofrece la competencia.