La vista es importante

Viajar y leer sin marearse es, ahora, algo posible. Vivimos en un mundo en el que prima la inmediatez, y la imposibilidad de leer un libro, la Tablet o el teléfono en el coche puede convertirse en un inconveniente real. ¡Tenemos la solución!

La firma Citroën no solo es pionera en automóviles cómodos, sino que atiende a todas las áreas en las que el confort se hace necesario. Sus gafas Seetroën son las primeras en la historia que eliminan el mareo en los viajes, un problema que afecta de manera crónica a más de 30 millones de personas, y no solo funcionan con coches sino también avión, barco, tren…

 

El procedimiento es sencillo y, por eso mismo, doblemente brillante. Las gafas reproducen la línea del horizonte mediante un líquido de color, neutralizando el problema sensorial que origina el mareo tanto en el eje frontal (derecha/izquierda) como en el sagital (delante/detrás). La tecnología BoardingRing solo necesita de diez minutos de margen para resincronizar la mente con el movimiento que percibe nuestro oído interno, y además se complementa con la estética creada por el estudio 5,5 de París, que se ha asegurado de que gafas luzcan tan high-tech y estilizadas como los coches de Citroën. Se trata, por tanto, de un descubrimiento apto no solo para aquellos que se ven obligados a leer en sus viajes, sino a todos los demás que sufren estos síntomas de por sí. Se trata además de una inversión familiar, ya que por menos de cien euros las pueden usar todos sus miembros, y funcionan incluso encima de otras gafas.

La competencia siempre es buena, y el mundo de las gafas puede permitírsela. La firma Essilor ofrece una variada gama de modelos para conducir, trabajar con ordenadores, de protección en determinadas circunstancias laborales o de uso diario. Por ejemplo, tienen unas que se denominan Transitions y permiten adaptarse a cambios de luz intensos, oscureciéndose en el exterior mientas se aclaran en el interior. Son, por tanto, perfectas para conducir, a que mitigan el deslumbramiento por otros coches o la acción del sol, en ocasiones tan agresiva o más que la humana. 

 

Las lentes Zeiss para conducir se llaman Drivesafe y trabajan la nictalopía o ceguera nocturna, anulando de paso el deslumbramiento por otros faros, siendo ideales para salir de noche a la carretera. Las de Zeiss están optimizadas para funcionar en condiciones de poca iluminación, y nos ayudan a cambiar el interruptor rápidamente: con ellas pasamos de mirar a lo lejos a hacerlo de cerca como si tuviéramos veinte años menos.. o más.