Las motos de este Dakar

La próxima edición del Dakar casi se siente en el ambiente. Del 6 al 17 de enero, 534 participantes se enfrentarán al que promete ser uno de los episodios de mayor dificultad en la historia del Dakar, en el único escenario de la geografía peruana. Un total de 168 motos y quads se atreven con diez etapas entre dunas y montañas, un recorrido 70% en arena. Repasamos las últimas apuestas de las principales marcas.  ¡Que la fuerza os acompañe!

 

KTM, diecisiete años imbatible

KTM concentra sus esfuerzos en ganar el Dakar y las cifras hablan por sí solas. Dos años de trabajo en la KTM 450 Rally les valió el año pasado su 17ª victoria de la mano de Matthias Walkner. Diseñada para adaptarse a las necesidades de sus pilotos oficiales, con un motor monocilíndrico de 450 cm3, es una moto ágil y muy cómoda, con una mejor distribución y diez kilos menos de peso.

Una máquina para pilotos muy poderosos. Cuenta con acertadas modificaciones en electrónica y filtro de aire y mejoras en el chasis, la carrocería, la caja de cambios, los depósitos de combustible, el diseño de la culata y el asiento. Dos de sus puntos fuertes son la potencia y respuesta del acelerador y, como siempre, la estabilidad que ya caracteriza a la marca. Tanto esta máquina como su Réplica (2019), están pensadas para desafiar ríos y zonas de arena.

Honda se mantiene en “la oposición”

¿Será este año el bueno?  Piloto, moto y equipo están preparados. La Honda CRF 450 Rally, sigue siendo la gran favorita de los nipones, seguros de poder arrebatar con ella el título a KTM. Confían su suerte a esta máquina dura, de 136 kg, pero fácil de pilotar. En los últimos años se ha trabajado mucho en su durabilidad, se han superado algunos fallos de motor anteriores y se ha hecho de ella una de las más seguras. Otros aspectos como el diseño han pasado a segundo plano. Compacta pero ágil, la mayor ventaja de esta moto con fibra de carbono y titanio es su estabilidad a la hora de enfrentar cualquier etapa a gran velocidad. Entre sus innovaciones a destacar, el arranque eléctrico de serie y una mayor potencia de frenado.

Yamaha no se rinde

La WR450F vuelve a buscar el título esta edición con su modelo estrella puesto a punto. Respetando la versión de enduro, la evolución de esta máquina de 142 kg para este año tenía como objetivo crear una moto más fiable y con mayores prestaciones. Sigue su línea ergonómica, ahora con un asiento más bajo y la carrocería aún más compacta. En cuanto al chasis, aumentar en dos centímetros el basculante ha supuesto una mayor estabilidad para los pilotos.

También se ha ampliado el depósito de combustible en 7,9 litros y mejorado la potencia del motor, con más tracción y un acelerado suave muy de agradecer en las modalidades de la carrera. La resistencia del embrague es otro de los aspectos que se han perfeccionado, sin olvidar una de las grandes novedades: la conectividad Wi-Fi incorporada.

 

Husqvarna, nuevamente presente

Hablar de la Husqvarna FR 450 Rally es como volver a hacerlo de la última KTM. Obviando el diseño exterior, diferente en cada una, ambas motos son prácticamente idénticas y comparten innovaciones técnicas al pertenecer al mismo grupo. Su evolución se resume del mismo modo: una máquina más ligera, manejable y de gran estabilidad.

Sherco-TVS: sin prisa ni pausa

La firma hispano-francesa, asociada con TVS Racing, continúa labrando su buena reputación. El modelo con el que ha competido las últimas ediciones es la Sherco TVS 450, una moto muy digna de 135 kg en vacío, con chasis de enduro, que sigue peleando en la competición. Sin gran ostentación, la marca selecciona las mejores piezas y se sirve de la mejor tecnología para mejorar el rendimiento del motor y la durabilidad de la máquina. Cada vez más dócil y cómoda, ofrece una respuesta rápida que la convierte en una candidata muy válida a dar alguna sorpresa en el rally.

Hero  sabe lo que se hace

Las motos del grupo hindú están ganando terreno gracias, entre otras cosas, a su inmediata respuesta motriz y a su potente suspensión trasera, dos de los aspectos mejor valorados por sus pilotos. Otra de las virtudes de esta máquina de 137 kg, sobradamente trabajada, es la disposición de las cargas de combustible, 24l distribuidos entre la parte trasera y el centro de la moto. Para muchos, una de las más ligeras del Dakar. La próxima etapa de su prometedor futuro: Perú.