MASQI, The energy House

Ansiedad, agotamiento, tensión, presión, dificultad para ver las cosas con claridad… son solo algunas de las consecuencias del estrés, por no hablar de cuando la salud comienza a fallar, baja el control sobre uno mismo, la concentración y aparecen alteraciones en el sueño. El siguiente paso suele ser el temido “burn out”.

La propuesta de hotel MasQI demuestra que unos días de descanso es la mejor forma de desbloquear y revitalizar cuerpo y mente, a través de diferentes programas en los que la meditación, el ayurveda, el mentoring y el contacto con la naturaleza son protagonistas

Desde MasQi, The Energy House, se lleva varios años ofreciendo a sus clientes los mejores programas para conseguir cambios en su estilo de vida, ya sean relacionados con hábitos del día a día, forma física y mental o crecimiento personal. Este programa nace por la propia demanda del cliente que ya visitaba MasQi y que sufre de altas dosis de estrés relacionadas con el entorno laboral. “El estrés en general, y el del trabajo en particular, lo solemos atribuir a los eventos externos que nos suceden a diario, pero en realidad, nuestras reacciones ante situaciones externas están relacionadas con nuestro nivel de comprensión de quiénes somos, el propósito que le damos a nuestra existencia y cómo nos sentimos en la vida. Aprender a gestionar la vida y el estrés es posible y aquí nos hemos especializado en ello”, afirma Sonia Ferre, propietaria y alma de MasQi, que recomienda hacer el viaje solo para conseguir sacarle el máximo beneficio a la estancia.

Apoyados por un entorno espectacular como el Parque Natural de la Sierra de Mariola, en el interior de la provincia de Alicante, en una masía restaurada del siglo XIX de 8 habitaciones, cada huésped recibe un programa personalizado en el que se combinan diferentes terapias, masajes y actividades dirigidas por expertos terapeutas y guías, así como por la propia Sonia Ferre. La deliciosa cocina bio gourmet sorprende e inspira para aprender a comer mejor.

Así se plantea una semana que comienza con una entrevista en la que se fijan objetivos y se cierra una agenda de actividades. Lo ideal es hacer el programa completo de 7 noches ya que entonces el cliente podrá llevarse a casa todas las herramientas necesarias para continuar con el cambio que empezó en MasQi. No obstante, el programa de 3 noches ayuda a tener una primera toma de contacto, pudiendo así “trocear” la estancia si la agenda de trabajo no permite hacerlo todo del tirón.

Al llegar a MasQi, se realiza una entrevista en la que se fijan objetivos y se cierra una programación donde se podrá elegir diariamente o bien, un masaje o alguna de sus terapias (entre las que se incluyen por ejemplo, bioterapias energéticas, reflexología podal, o shirodhara – técnica ayurvédica que consiste en verter aceite templado en la zona de la frente consiguiendo una profunda relajación –, entre otras.).

También a diario, habrá a su disposición una clase de yoga pudiendo probar a lo largo de la semana diferentes estilos como ashtanga, vinyasa, kundalini, etc., o bien una meditación como anapana –utilizando la respiración como foco-, mindfulness, baño de voz, relajaciones con cuencos, etc.

Durante estos días, el cliente recibirá tres clases magistrales de meditación, respiración y nutrición, todas ellas vitales para comenzar a ganarle la guerra al estrés. A través de la meditación se conseguirán entre otros muchos beneficios tomar conciencia del aquí y el ahora encontrando la paz interior; en el taller de respiración se realizarán ejercicios de pranayama que ayudará a controlar la inspiración y expiración llevando más oxígeno a los órganos internos y por lo tanto alargando la vida; en el taller de nutrición se darán las pautas principales para comenzar a comer de una forma equilibrada y sana, disfrutando de la comida y beneficiándose de todo su potencial.

El entorno es un valor añadido. Por otro lado, el hecho de estar en el Parque Natural de la Sierra de Mariola refuerza el programa saliendo a diario a caminar por diferentes rutas elaboradas por el equipo de MasQi, consiguiendo el efecto sanador y la carga energética de la naturaleza. Esta es una de las cadenas montañosas más inspiradoras de la Comunidad Valenciana donde nace el río Vinalopó. En el camino se descubren preciosos rincones de bosque de ribera, construcciones hidráulicas, masías, molinos de agua y papel, etc.

5 reglas gastro para ser más feliz

VERDURA Y FRUTA

La verdura y la fruta son relajantes naturales. Si sustituimos un snack de media mañana o media tarde por una pieza de fruta, nuestro cuerpo se beneficiará de ello y estará más tranquilo. Igualmente, las verduras redondas dulces, ayudan a relajar, por ejemplo, resulta ideal preparar una crema de calabaza y cebolla para cenar porque nos ayuda a conciliar el sueño.

MANZANA

Una compota de manzana o manzanas al horno, con su dulzor natural, también nos van a ayudar a relajarnos, puede ser un sustituto ideal del yogur. Se puede acompañar de nueces y canela.

KUZU

Un remedio súper relajante que ayuda incluso a combatir la ansiedad es el zumo de manzana con kuzu. El kuzu es una raíz que proviene de una leguminosa muy utilizada en Japón como espesante y en macrobiótica como remedio terapéutico. Viene fenomenal cuando se está intentando dejar un mal hábito. Es preferible tomarlo calentito y antes de dormir.

CAFÉ DE CEREALES

Sustituir el café habitual por café de cereales puede ser una buena manera de eliminar tensión en nuestro hígado y sentirnos menos bloqueados.

CENAR PRONTO

Y un último consejo, intentar no cenar tarde, el hacerlo nos dificulta el descanso y la relajación y así podremos acostarnos antes y estar más frescos al día siguiente.