Rutas de otoño para autocaravanas

El otoño es la estación preferida por la mayoría de los amantes de la fotografía, y su buen ojo no engaña: los colores de esta época del año dibujan panorámicas de postal, descubriendo escenarios perfectos para disfrutar de la naturaleza con los cinco sentidos. Por eso estas semanas son un regalo para los devotos de las experiencias únicas.

 

Montarse tras el volante de una autocaravana y deleitarse con las posibilidades de un vehículo que permite vivir de cerca el entorno natural está en la lista de imprescindibles. Entre las opciones, algunas tan atractivas como recorrer bosques, disfrutar de algunos  paraísos micológicos o atreverse con playas a las que el otoño sigue sentándoles bien. Y si se quiere, despertarse junto a esos pequeños edenes otoñales o disfrutar del cielo estrellado justo antes de coger el sueño. Opciones para todos los gustos. Invertir en emociones es casi una obligación…

   

   

Recogida de setas en Rabanales

(http://www.aytorabanales.es/) (Zamora).

Uno de los regalos de la naturaleza en esta época es ese manjar que crece bajo tierra, y que es todo un premio para quien lo encuentra. Los aficionados a la recolecta setera conocen Rabanales, un pequeño edén repleto de distintas especies de setas donde además ha abierto sus puertas el Centro de Interpretación de Especies Micológicas (http://www.turismocastillayleon.com/es/gastronomia-enoturismo/centros-micologicos/centro-interpretacion-especies-micologicas-rabanales).Laguna de Villafafila

Después de la caminata cesta en mano es buena idea aprovechar para conocer la zona porque el entorno merece la pena: a menos de un centenar de kilómetros se encuentra el parque natural del lago de Sanabria, el de las lagunas de Villafáfila y también el de los Arribes del Duero.  Si a esto unimos unos vinos excelentes y  una gastronomía  con muchas personalidad, la opción es perfecta.

                   Laguna de Villafafila

           Lago de Sanabria

Paseo de contrastes en el Parque Natural Sierra de las Nieves

 (http://www.sierranieves.com/) (Málaga).

Esta reserva de la biosfera es un paraje alucinante lleno de contrastes que acoge tanto la sima más profunda de Andalucía como picos que alcanzan los 2.000 metros de altura. Disfrutar del lugar en pleno otoño es un obsequio doble porque es en esta época cuando la temperatura es perfecta para explorar la zona, que es un auténtico paraíso para los amantes de los espacios originales. Dicen que cuenta con el laberinto de cuevas y galerías más complejo de Andalucía, en el que cobran protagonismo Sima Honda, Cueva de la Tinaja, Sima del Aire y Sima Prestá. Manantiales como los baños de Tolox, completan un escenario de película.  Posiblemente, la opción  más  primitiva  y oculta  de las montañas malagueñas.

Baños de agua sulfurosa de Tolox MalagaParque Sierra Nieves

“Bosqueando” en Fragas do Eume 

(http://www.turgalicia.es/parque-natural-fragas-do-eume-presentacion?langId=es_ES). (A Coruña)

Tenemos claro que los grandes protagonistas del otoño son los bosques, y por suerte en España tenemos una larga lista de bosques que merece la pena descubrir. Pero si lo que se busca es uno de esos bosques de cuento, casi completamente virgen, que parece sacado de un mundo de fantasía, el parque natural que se encuentra en las riberas del río Eume es una estupenda opción.

Galicia Fragas do Eume

Fragas do Eume

Con una exuberante vegetación que tiñe las más de 9.000 hectáreas de verde, este espectacular rincón natural está considerado uno de los bosques atlánticos de ribera mejor conservados de Europa. Se puede recorrer parte de su interior descubriendo robles, chopos, fresnos  y decenas de especies distintas de helechos además de fuentes y cascadas.

Montes de Valsaín

 (http://www.montesdevalsain.es/). (Segovia) 

Es ahora cuando decenas de colores tiñen hayedos, valles y sierras formando auténticas postales de película. Y uno de esos paisajes que lucen sus mejores galas en esta época del año son los históricos montes de Valsaín, en la Sierra de Guadarrama. Conservan el encanto que ya encontraron en ellos los caballeros de la Edad Media que se disputaban sus dominios, y quizá por ello fue uno de los primeros espacios naturales protegidos del país desde que en 1541 se prohibió en estas tierras la caza, la pesca y la tala de acebos, robles y fresno. Ahora ocupan una superficie de más de 10.000 hectáreas en las que se pueden encontrar hasta 800 especies arbóreas además de decenas de plantas aromáticas.   Si a esto unimos los Palacios de La Granja y Riofrio, la escapada puede ser perfecta…

Palacio Real de Riofrío

Palacio Real de La Granja de San Ildefonso

Montes de Valsaín, en la Sierra de Guadarrama

Playas y calas de Villajoyosa

(http://www.villajoyosa.com/sites/lavilaturistica/index.php) (Alicante).

Para quienes tengan ya a estas alturas morriña de playa, la localidad alicantina de Villajoyosa calmará su sed de sol e incluso de baño, porque el otoño es todavía una buena época para darse un chapuzón en las playas y calas de aguas transparentes de la zona. Dar un paseo después por la capital de la llamada Marina Baja, que se levanta sobre las ruinas de la ciudad romana de Allon, es otro de los placeres que no conviene saltarse.

 Playa del Charco en Villajoyosa

Playa La Caleta. Villajoyosa

Adentrarse en la salvaje Cofete

 (https://www.holaislascanarias.com/playas/fuerteventura/playa-de-cofete/) (Fuerteventura). Quienes quieran regalarse un viaje espléndido tienen en la isla de Fuerteventura una estupenda opción que se disfruta especialmente si se cuenta con una autocaravana. Con ella podremos dormir literalmente junto al mar y amanecer frente a una costa desierta plagada de encantos. Dentro de esa costa, un lugar que no podemos pasar por alto es la espectacular playa de Cofete, al norte de de la península de Jandía. 12 kilómetros de playa totalmente virgen donde relajarse y disfrutar de un auténtico obsequio de la naturaleza.

Playa de Cofete Fuerteventura

Playa de Cofete Fuerteventura