"> ">

El Jardín de Victoria

Hay personajes que saben dejar huella. Javier Ochoa es uno de ellos. Su restaurante el Jardín de Victoria, en Renedo, Cantabria es un lugar cuya calidad está por encima de etiquetas y grandes sloganes publicitarios.

Desde hace años es un referente para los que adoran los guisos y los pucheros tradicionales en código moderno. Por eso en todos los lugares es conocido por su Olla ferroviaria. Ahora que los platos de cuchara, con las legumbres como producto estrella, inician su temporada es el momento de acercarnos a conocer una tradición que gusta a cualquier aficionado a comer con sentido común.

Siempre es bueno recuperar esos platos de puchero que parecen ahora tener una segunda edad de oro. Desde su apertura en 1999, Javier y su familia han recuperado el ambiente de esas casas de comida santanderinas que unen el mar y la montaña. El chuletón y la merluza, el guiso de novillo y el bonito están bien expuestos en su carta.

La Olla ferroviaria es su plato estrella, en sus múltiples variantes. Parece ser que esta técnica de cocina nació entre los trabajadores ferroviarios del tren de la Robla, que hacía el trayecto León – Bilbao, para llevar desde las minas leonesas hasta los altos hornos de Vizcaya. El clima y el medio de transporte desarrollaron una técnica de cocina en puchero, que se inserta en un contenedor metálico que aguantaría cualquier movimiento…

Esa olla es tan variada como lo que encontraban los trabajadores en el camino. Alubias, panceta, chorizo, pimiento, pimentón, berza, ajo, cebolla y morcilla caen en la marmita como si un alquimista se tratara… Productos de la tierra, elaborados durante horas con el fuego de madera y carbón…

El plato no sólo es sabroso y estimulante, sino que además no se hace nada pesado, cosa que siempre es de agradecer en estos tiempos que corren. Las raciones generosas invitan a repetir, porque cada mesa tiene puchero para servirse al gusto.

Si esto lo acompañamos con unos chipirones, un bonito o unas rabas… ese día puede ser perfecto. Sus quesadas, sus tartas o sus torrijas son un aliciente más. ¿A la hora de pagar?

Pues su menú de 15 euros es un referente en la zona y los fines de semana sube a los 17… con libre uso del jardín, donde los niños dan un rato de libertad a los padres.

Más información:

EL JARDIN DE VICTORIA

Renedo de Piélagos. Cantabria. Tlf. 942 571 480 / 615 380 614